¿Cómo los plaguicidas químicos afectan la salud humana y animal?

Los plaguicidas son productos químicos ampliamente empleadas por el hombre. Se han usado sobre todo para combatir plagas por su acción sobre las cosechas o como vectores de enfermedades transmisibles.

Los plaguicidas pueden clasificarse en función de su empleo (insecticidas, fungicidas, herbicidas, raticidas) o de su familia química (organoclorados, organofosforados, carbamatos, piretoides, compuestos bipiridílicos, sales inorgánicas). Todos ellos son biocidas lo que implica, habitualmente una alta toxicidad humana que ha sido motivo de preocupación desde mitad del siglo XX debido al amplio e indiscriminado empleo de estos productos. La exposición a los plaguicidas puede tener efectos agudos, crónicos y a largo plazo.

El peligro representado por la generalizada presencia de estos agentes, se ha demostrado en los numerosos episodios de epidemias tóxicas humanas, productoras de alta morbi-mortalidad, Estos episodios se han producido sobre todo por vía alimentaria y en el terreno profesional. Otras causas de preocupación sanitaria son su capacidad carcinogénica y de ocasionar enfermedades como Alzheimer y Parkinson, alteraciones hormonales, trastornos del desarrollo y esterilidad. También se han referido intoxicaciones infantiles por mecanismos muy diversos: ingestión directa, utilización como parasiticidas en aplicación cutánea, etc.

Además, los insecticidas neonicotinoides están relacionados con la muerte masiva de abejas de la miel. Este tipo de problema es especialmente grave si se recuerda que aproximadamente el 70% de las especies de cultivos que alimentan a los humanos dependen de la polinización de insectos como las abejas.

La aplicación extensiva de plaguicidas es una práctica común alrededor del mundo. Aunque la producción y comercialización de ciertos plaguicidas dañinos al ser humano se ha prohibido, otros productos continúan usándose, sin conocer a fondo el impacto negativo que estos compuestos pueden tener en los ecosistemas y en la salud pública. Las evidencias indican que los plaguicidas representan un riesgo a la salud pública, por lo que es necesario realizar más estudios utilizando diversos modelos e indicadores para evaluar los riesgos potenciales sobre la salud y el ecosistema.

Aún reconociendo que algunos tratados internacionales ofrecen en la actualidad protección contra el uso de unos pocos plaguicidas, se subraya que aún no existe un tratado global para regular la gran mayoría de ellos a lo largo de su ciclo de vida, dejando una brecha crítica en el marco de protección de los derechos humanos.

Empecemos desde casa a cuidar de nuestros cultivos, usando productos orgánicos y productos de control de plagas naturales. Debemos exigirnos para cuidado de nuestra vida y la vida de las personas y/o animales que nos rodean.

Fuenteshttp://tecnociencia.uach.mx/numeros/numeros/v1n3/data/cientifico_sociedad.pdf  http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272003000200009

Etiquetas: cultivos, control plagas, plaguicida, cuidado humano, cuidado animal, agricultura, agricola

Sky Vegas review bettingy.com/sky-vegas-casino read at bettingy.com

Nuestra Información Nuestra información

Inscripción a boletines Inscripción a boletines

Entérese de todos los eventos y noticias. 

  1. Correo(*)
    Campo requerido
  2. Teléfono
    Invalid Input
  3. Invalid Input

Nuestra Ubicación Nuestra ubicación